La meta es evitar el desperdicio de comida en el hogar, aprovechándola al máximo y ahorrando.