Limpie y prepare los alimentos perecederos con anticipación, si es posible, al regresar de la tienda.

Prepare los ingredientes al regresar de la tienda o lo más pronto posible.

Lave, pique, pele, cocine o racione los ingredientes para las recetas que preparará en la semana.

Envase  esos ingredientes en recipientes transparentes y póngalos al frente en su refrigerador.

Etiquete el recipiente con la fecha de preparación y la fecha en la cual deben consumirse.  

Cuando Acepte el Reto reciba ejemplos de las etiquetas para los contenedores  o use masking tape.

Espere a que se maduren

Ponga las frutas como los duraznos, ciruelas, aguacates y jitomates en un frutero sobre su mesa o mostrador. Una vez maduras, cámbielas al refrigerador junto a la demás fruta madura.

Prepare con anticipación los ingredientes para el menú de la semana.

Prepare porciones para congelar

Congele alimentos como el pan, fruta picada, verduras cortadas y carne en porciones suficientes para una comida si planea consumirlos después de varios días.

Use un recipiente transparente con una tapadera que cierre muy bien o  varias bolsas de plástico transparentes para evitar que los alimentos se quemen con el frío.

No olvide escribir en el recipiente o bolsa,  el nombre del producto y la fecha en que lo puso en el congelador.